Yocairy narra todo.

El suceso ha sido tan duro que Yocari Amarante, la joven a quien le tiraron  el ÁC1D0 el pasado 25 de septiembre aún no está lista para verse en un espejo ya que cree que es algo muy difícil.

La joven ha sido sometida a por lo menos siete cirugías para ponerles autoinjertos en las partes dañadas. Yocari le diría a su expareja Willy Antonio Javier Montero de 33 años, por qué le hizo eso si ella nunca pensó que se lo haría aunque estuvieran separados.

Después de cinco años de relación y de tener una niña de dos años con Willy, la joven nunca se imaginó que su expareja haría esto cuando ésta decidiera no estar con él para encaminarse hacia otro futuro mejor.

Con relación al motivo que la llevó a separarse de Willy, Yocari expresó que aunque vivía con él en la misma casa y dormían juntos no tenían intimidad ni nada porque ya ella estaba tomando su decisión por su propia cuenta poco a poco. Tenía mucho tiempo con él y no había hecho nada por ella.

Amarante trataba de no acabar con la relación de repente por eso tomó la decisión de quedarse viviendo con la niña en la misma casa con Willy hasta que pudiera ahorrar un dinero para irse a vivir a otra casa con la niña y seguir trabajando para poder mantener a la bebé.

Por el momento la niña no la distingue bien y en lugar de llamarla mami le dice tía, dijo con tristeza Yocari en una entrevista al LISTIN DIARIO.

Ella dijo que estaba loca por ver a su hija. Todavía no la reconoce pero sus hermanas y mi mamá le dicen que ella es su madre.

Cuenta que cuando comparte la bebé, la niña le pregunta tatareando que si es su mamá y Yocari le responde que sí, que ella es su mamá y que le bese la mano, petición que la niña recibe con mucha confusión y le responde inocentemente con un “ción mami”.

Pese a la “situación difícil” y todos los procesos quirúrgicos a los que se ha tenido que someter, Yocari agradece a Dios de dejarla con vida y poder ver a su hija por lo menos con una visión borrosa ya que perdió la vista por completo de su ojo derecho y del izquierdo presenta algunos problemas.

Yocari conoció a su expareja cuando iba de visita a la casa de su abuela constantemente y tenía 14 años de edad cuando inició su relación amorosa.

Al principio él era atento con ella y la trataba bien aunque después de un tiempo fue cambiando. La celaba mucho, le decía cosas feas y a veces hasta le tiraba del pelo.

Yocari clama a la justicia dominicana que se haga justicia, que esto no se quede impune.

Además, pide que le den 30 o 40 años de cárcel a los culpables ya que manifestó desde su experiencia propia que “esto no se le perdona a nadie”, volviendo a decir que es una situación muy difícil para cualquier persona.

Dijo que tienen que prohibir la venta de la mencionada sustancia  o hacer algo para que otra joven no le pase lo mismo con este químico. Esto es un mal que ella no se lo desea a nadie, ni siquiera a la persona que ella menos quiera.

Uno de los consejos que da Yocairi a las jóvenes que se quedan calladas cuando sus esposos le agreden de manera verbal o físicamente es denunciar a tiempo a su pareja que esté actuando sin conciencia.

“Que cojan el ejemplo mío, que miren lo que me pasó por estar aguantando”, expresó Yocari imaginándose algunas alternativas para evitar un hecho similar.

Ella nunca denunció los sinsabores físicos y verbales que a veces le ocasionaba Willy.

Cuando tomó la decisión de separarse por completo de él, este no comprendía la decisión y  le decía cosas feas también la llamaba a cada instante y la seguía cuando ella iba a casa de su mamá.

Manifestó que ella estaba desesperada, y sentía que iba a perder la vida ahí mismo, eso era un calentón y una picazón. Algo increíble.

Amarante labora en una tienda de chinos en la Calle Nicolás de Ovando y tenía varios días ya en la puerta de la tienda buscando atraer clientes.

La pérdida de su visión será un problema para reintegrarse a un trabajo normal, por ese motivo Yocari le pidió al gobierno dominicano ayudarles con un negocio propio o cualquier otra ayuda que le permita tener un futuro para su hija de dos años. Confesó que quiere algo que la ayude a por lo menos vender lo que sea para ella echar para lante con su hija.

Le dio las gracias a la rapera de origen dominicano Cardi B por el dinero que le donó cuando se enteró de lo que le sucedió a la joven.