Un ojo.

BONAO – Un lamentable y trágico un hecho registrado en la escuela Carmen, en donde una niña de once años de edad le sacó el ojo izquierdo con un palo a un niño de ocho, en Peralta de Piedra Blanca, Bonao, en la provincia Monseñor Nouel.

El infante le había contado a sus padres que la victimaria le hacía bullying, pero que estos no le hicieron caso y lo enviaron ayer, cuando ocurrió el triste suceso, según explicó Yisel Báez, pariente del niño, a El Nuevo Diario.

Narró Báez lo siguiente en torno al caso: “El niño le dijo a mi tío ayer en la mañanita yo no quiero ir a la escuela, porque esa niña me tiene cansado molestándome, pero mi tío no le hizo caso”.

El nombre del niño se omite por razones legales, fue intervenido en Centro Cardio-Neuro-Oftalmológico y Trasplante (Cecanot) del Distrito Nacional, pero que su pronóstico se mantiene reservado.

Adelantó que actuarán legalmente contra el centro educativo, “porque es responsabilidad del docente dentro del área escolar”.

“Qué buscaba esa niña con un palo dentro del área escolar, dónde lo consiguió, dónde estaban los maestros”, se preguntó.

Tras ser cuestionada sobre si ha conversado con la directora del centro educativo, dijo que por estar pendiente al niño no lo han hecho, pero entiende que esta tiene poco que decir.

De igual forma, dijo que los padres del menor están destrozados por lo ocurrido a su pequeño y que nunca pensaron que esto llegaría a pasar.