Samaná.- Cientos de personas se aglomeraron en una larga fila en el liceo Francisco del Rosario Sánchez del municipio de Sánchez de Samaná, en esperan de la entrega de alimentos semanales que se entregan a los padres de estudiantes.

Los padres de los estudiantes y algunos que no tienen hijos en el centro, iniciaron un desorden, logrando penetrar al plantel escolar, tumbaron la puerta de metal y empujaron a los agentes policiales que custodiaban el recinto educativo.

Los decenas de ciudadanos se acumularon en el lugar pese a las medidas de distanciamiento social por el coronavirus.

Los profesores y policía que vieron la acción, no tuvieron otra opción que retirase y dejarlo que lo tomarán, así como grabar porque todos estaban desprotegidos y no querían infectarse.

Hasta el momento ha habido tumulto, empujones y forcejeo en la fila, donde algunos intentaban colocarse en la fila sin estar inscritos.