Testigo brasileño canta!

Mauricio Dantas Becerra, uno de los testigos principales del caso Odebrecht, dijo este viernes que Ángel Rondón y Conrado Pittaluga son las personas a las que la empresa brasileña les hacia pagos por sobornos, con el fin de obtener contratos de obras.

El testigo de origen brasileño, quien estuvo en el cargo de director jurídico de la constructora hasta noviembre de 2019, también dijo que Víctor Díaz Rúa como era “el destino” de los pagos hechos.

Según Becerra, los pagos se les enviaban a ellos ya que supuestamente “podían realizar las obras” en el país.

En la audiencia el testigo dijo que en el país se aceptaron los mismos actos ilícitos que en Estados Unidos: C0RRUPCIÓN, lavado de activos y el incumplimiento a las reglas de contabilidad.

Becerra apuntó que en el país se pagaron sobornos por mas o menos US$92 millones de manera directa o mediante intermediarios para obtener contratos de obras.

El exdirector jurídico de la constructora explicó que Odebretch usaba “cuentas offshore”, como Consultora del Sur y “Landfield” mediante las cuales se hacían los pagos por cuenta y obra de la empresa brasileña.

De acuerdo con él, estas compañías de terceros eran contratadas por el sector denominado como Odebretch y sectores de operaciones estructuradas, estos últimos hacían los pagos relacionados con los actos ilícitos y otros desembolsos.

Al ser cuestionado sobre dónde estaba el dinero, el testigo mencionó que estaba en “países paraísos fiscales”, sin embargo dijo que no recordaba cuáles eran estos.

En la mañana, la defensa de Díaz Rúa y Rondón pidieron la exclusión de Becerra de la audiencia argumentando que el Ministerio Público no había comunicado las declaraciones y entrevista previa que le habían sido hechas.