Pareja de novios.

Dos jóvenes identificado como Harolyn Concepción y Sebastián Grullón, perdieron la vida en un lamentable percance de tránsito, aproximadamente a las 2:45 de la mañana del pasado domingo, en la Avenida México con Duarte, apenas dos esquinas antes de donde vivían.

Ella estudiaba para ser abogada, porque eso era lo que le gustaba, mientras él se levantaba temprano todos los días para ir a trabajar a un centro de alimentación que abastece a varias empresas, era un repartidor ágil y valorado por sus amigos de trabajo.

Las imágenes del vehículo que era conducido por el hoy occiso, reflejan el fuerte impacto sucedido, dejando el autobús donde viajaban casi a mitad de camino. Los pedazos del minibús, los cristales y la S4NGRE derramada de esta pareja estaban en la acera de la puerta de entrada a Chinatown.

Tras conversar con periodistas del Listín Diario, algunos vecinos dicen que “probablemente la pareja se encontraba en estado de embriaguez”.

Harolyn, que tenía 25 años, dejó una niña de cuatro años y una tristeza que cubre a su familia y vecinos, ya que todos expresaron que se caracterizó por ser una joven alegre y estudiosa.

Su abuela, entre lágrimas, expresó en el velorio: “Te había dicho que te durmieras y te fuiste caminando”.

Ella soñaba con ser abogada.

Su mayor proyección de futuro giraba en torno a ser abogada, poder comprarle una casa a su madre y trabajar para darle todo lo que su pequeña necesita.

Con su constante esfuerzo por salir adelante, Harolyn trabajó en la Dirección General de Impuestos Internos, estudió inglés, al mismo tiempo que realizaba cursos técnicos.

Los restos de Harolyn fueron enterrados horas después de su fallecimiento del novio.

Los bomberos llegaron al lugar.

El jefe de la Central de Bomberos, Luis Erasme, explicó que los jóvenes “perdieron el control e impactaron de frente con un poste de luz”.

Los jóvenes, que iban a estar comprometidas durante un año, tuvieron su velorio el domingo en sus respectivos domicilios, la joven del sector Santa Bárbara y Sebastián, en Villa Francisca, sectores ubicados a escasos metros del lugar donde perdieron la vida.