No verá su hija.

Francis Mercado, de 43 años, ultimado de varios DISP4R0S propinados por agentes de la Policía Nacional durante el toque de queda, no verá nacer a su tercera hija.

El jueves de la siguiente semana, Julissa Altagracia Ramos, quien es su esposa, va a dar a luz a la hija que ambos procrearon.

Al parecer, mercado no le prestó atención a la llamada que le hiciera la patrulla para que se detenga, durante el operativo del toque de queda en Loma de Castañuelas, Montecristi.

Tanto Julissa Altagracia como los demás familiares de Francis Mercado reclaman a las autoridades del Ministerio Público que realicen una investigación amplia y profunda en torno a este caso.

José Mercado, padre de la occiso, entiende que los agentes que actuaron cometieron el hecho para justificar un atraco, ya que, según denuncia, a su hijo lo despojaron de RD$800 mil pesos que traía consigo, fruto de sus negocios como prestamista.

Asevera que todos en esta comunidad lo conocían muy bien.

Arístides Mercado, tío del occiso, se quejó, debido a que luego de herir de B4LA a su pariente los agentes destruyeron los cristales del vehículo.

Contó que lo agarraron y arrastraron por la calle para luego tirarlo en la parte trasera de la camioneta de la uniformada, para llevarlo a un centro de salud.

Añadió que quieren culpar a su hijo poniéndole un ARM4 de fuego ilegal, como se detalla en el informe de la policía.

Toda la región de Loma de Castañuelas esta totalmente inconforme con la pérdida de la vida de Francis Mercado. Este es el informe de la Policía sobre el caso.