Los representantes artístico y legal del intérprete de música urbana, Miguel Ángel Valerio, conocido como Don Miguelo, calificaron como arbitraria la detención del artista, a quien el Ministerio Público acusa de exponer en las redes sociales a varias niñas bailando su nuevo challengue sobre la canción “¿Y que Fue?”.

El jurista Francisco Rodríguez declaró que Don Miguelo y las autoridades judiciales locales tenían un acuerdo para realizar una campaña en los medios de comunicación a favor de la niñez, pero horas después se produce la detención.

Además, Rodríguez sostuvo que por lo que acusan a Don Miguelo la ley no establece sanciones consistentes en prisión, como está solicitando el Ministerio Público.

“El artículo 26 de la ley 136-03 establece la prohibición de difundir videos e imágenes de niñas, pero no le da ninguna sanción”, expuso.

El manejador, Giordano Landron, dijo que están en la disposición de trabajar en beneficio de los menores de edad, “como siempre él lo ha hecho”.

Aseguró que fue por desconocimiento que Don Miguelo publicó el video con las niñas bailando, “quienes son sus sobrinas de sangre”

Giordano Landron informó que los videos por los que imputan a Miguel Ángel Valerio fueron borrados de las redes sociales.

De igual manera, cuestionó el trabajo que está realizando el Ministerio Público en ese caso, ya que no han citado a los padres de las niñas que figuran en los audiovisuales. Recordó que las menores de edad en cuestión son parientes del artista.

Don Miguelo se encuentra detenido en la cárcel del Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís desde el lunes. Se espera que el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes de San Francisco de Macorís conozca mañana miércoles la solicitud de medida de coerción. El Ministerio Público no ha informado la cantidad de meses de prisión que solicitará contra el interpreto de música urbana.

Al palacio de justicia han acudido decenas de seguidores del artista pidiendo que sea liberado. Incluso, algunos de ellos amenazaron con protestar si lo dejan en prisión.