Nueva York.- El Metro de Nueva York ya no funcionará 24 horas, sino cerrará en las madrugadas de 1 a 5 a.m. para limpiar toda la flota de trenes y además evitar la invasión de desamparados que se ha hecho tan común ante la ausencia de pasajeros en la cuarentena.

Ambas medidas buscan proteger a los empleados de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) y otros trabajadores esenciales que necesitan trasladarse constantemente, anunció hoy el gobernador Andrew M. Cuomo.

“Esto es tan ambicioso como cualquier cosa que hayamos emprendido” y requerirá que “múltiples agencias trabajen juntas”, dijo Cuomo.

La suspensión del servicio comenzará el próximo miércoles, dijo el gobernador, citado por Newsday.

Cuomo se unió al alcalde Bill de Blasio en una videoconferencia, una notable muestra de unidad entre los líderes Demócratas que han tenido varias contradicciones públicas antes y durante la crisis del COVID-19.

“A todos nos han lanzado la bola de curva más grande de nuestras vidas con esta pandemia”, dijo De Blasio en una metáfora beisbolística, “pero mire el heroísmo constante” de los trabajadores de la salud, los primeros en responder y los empleados de supermercados.

“Probablemente sea el momento más orgulloso” como servidores públicos para presidir los gobiernos de la ciudad y el estado en esta pandemia, agregó el alcalde.

Previamente esta semana el alcalde había sugerido cerrar el Metro, pero sólo 10 estaciones terminales para permitir que el personal de la MTA limpiara adecuadamente los trenes y evitar que las personas sin hogar se refugien allí.

En tanto, Cuomo había reclamado acciones urgentes, calificando de “asquerosa” e “irrespetuosa” la situación del Metro para los neoyorquinos que dependen del transporte público, especialmente los “trabajadores esenciales” en la pandemia.

Esta crisis de seguridad y caída en el tráfico de pasajeros agudiza las finanzas ya deterioradas del Metro de NYC, que enfrentaba un déficit multimillonario antes del coronavirus.