Madre e hija.

Una mujer y su hija, las dos nativas de La Romana, perdieron la vida en un desafortunado percance de tránsito en el que otros miembros de la familia resultaron HER1D0S en Florida, Estados Unidos, donde vivían actualmente.

Las fallecidas fueron identificadas como Jenny Jiménez, de 47 años, y su hija Rashel Beras, de 22 años.

Según los informes, la familia se encontraba viajando de regreso a casa, cuando una goma del vehículo explotó, causando la tragedia, luego cayeron hacia un canal de Alligator Alley, la tarde del martes dijo la Patrulla de Caminos de la Florida.

Algunos buenos samaritanos que pasaban por el lugar pudieron salvarle la vida a una mujer de 40 años, y a dos pequeños de dos años, un niño y una niña.

Todos fueron atendidos en el lugar del hecho por los socorristas que acudieron, y no presentaron lesiones que amenazaran sus vidas, dijo Michael Kane, jefe de Batallón de los Rescatistas de Broward. Todos ellos residían en el área de North Fort Myers.

Según la FHP, después que el neumático del lado izquierdo trasero del todoterreno explotó cerca de la milla 29 en la I-75, en dirección oeste, el vehículo cruzó la cuneta de hierba, atravesó una cerca, así como árboles y tupidos arbustos hasta caer a un canal.

Cuando el vehículo empezó a hundirse en el agua, varias individuos que estaban pasando por el lugar se detuvieron para ayudar.

“Si hubiera sido yo, habría agradecido que alguien saltara al agua para salvarme la vida”, dijo Charlie Chang a la estación WSVN, este camionero participó sacar a las mujeres y los niños que sobrevivieron al triste suceso.