Hace llamadas

SANTO DOMINGO.- Parientes de los fallecidos temen que Rubén Darío Jiménez Pérez, quien les quitó la vida a su expareja, la madre, el padre y cuñado, vuelva y arremeta contra ellos en el velatorio, cuando le den el último adiós que se hará en Las Yaya de Azua o en cualquier otro momento, ya que ha llamado por teléfono diciendo que quiere seguir quitándole la vida a más familiares.

Los familiares dicen que el hombre posee varios vehículos, que puede utilizar para camuflarse y llegar a ellos y así podría llevar a cabo lo que ha dicho antes, por tanto se hace urgente que las autoridades atrapen a este individuo.

Jiménez Pérez emprendió la huida luego de quitarle la vida a su expareja Leydi Vicente, a la madre Ofelia Vicente, al padre Ángel Vicente y al cuñado Henry, mientras tanto la hermana de la fallecida, Orlyn Vicente se encuentra en el Hospital Darío Contreras.

Adelfa Vicente, tía de Leyda Vicente, contó que su sobrina tomó la decisión de terminar con Jiménez hace un mes por los ABUS0S físicos y verbales que ella recibía y también su familia.

De verdad que no entendemos como en un país tan pequeño, donde todo el mundo se sabe el movimiento de los vecinos, este elemento se desaparece y todavía al día de hoy sigue prófugo. Lo mismo sucede con el otro acusado de quitarle la vida a la niña en los Alcarrizos. Ese es otro que no aparece.