Era vendedor de repollos.

Era un jovencito que  tenía su casa en Samaná, sus padres recibían mucha ayuda de el, ya que les ayudaba a vender repollos. Hoy en día, sus servicios como modelo son solicitado en muchos lugares del mundo. Estamos hablando de Daniel Morel.  Incluso, se encuentra el ranking de las 10 figuras masculinas más destacadas de la prestigiosa revista VOGUE.

Pero, ¿Cómo sucedió todo esto? Conozca hoy su historia:

Nació en una humilde casita de madera techada de zinc en una localidad, en la provincia de Samaná. Su verdadero nombre es Luis Arturo Morel Acosta, su apodo es Daniel.

Su padre era agricultor, pero desde pequeño trabajó con su mamá en la venta de repollos en el ventorrillo.

Un día un amigo de su mamá le dijo que el tenía talento y buen físico para ser modelo y así empezó todo.

Para ese tiempo, su madre no quería que él estuviera en esas cosas y no dejó que el se metiera en eso del modelaje hasta que su hijo fuera mayor de edad.

Su madre dijo que desde que él tenía 17 estaban hablando sobre eso y ella no podía dejarlo porque todavía no era mayor de edad. Además a ella no lo parecía buena idea.

En cierta ocasión, el joven participó en un reality show en Samaná y un fotógrafo estadounidense le puso en contacto con el agente de modelos Sandro Guzmán, el cual pidió una foto de Daniel.

Cuando Guzmán vio a Daniel en las fotos, de una vez se dio cuenta del gran talento del joven.

«Desde que lo vi, pude apreciar su hermosura, y su piel es perfecta. De una vez lo llamé para verlo en persona.» comentó.

Desde ahí, su carrera se disparó. Han sido numerosos los desfiles y pasarelas en los cuales ha dejado sus huellas y representado marcas, tales como: Prada, Guicci, Dior, Valentino, así como muchas más.