DUARTE.- Un grupo de empleadas del consorcio de bancas Núñez en el municipio de Las Guáranas, exigen a su propietario el pago correspondiente al mes de marzo, debido a se encuentran en precarias condiciones en medio de la situación que atraviesa el país por el coronavirus.

Además del pago de la nómina correspondiente al mes de marzo, las denominadas banqueras exigen el pago de las vacaciones de este año 2020 que aseguran por ley les corresponde.

Explican que tienen deberes monetarios que cumplir, además de hijos menores de edad que dependen de ellas.

Indicaron que en caso de no atender a su llamado, estarían acudiendo a otros medios tanto de comunicación como del gobierno central.