De un cuarto piso.

Por Bávaro Digital.

Un caso insólito ocurrió el fin de semana en la zona de Los Corales donde están involucrados cinco canadienses que aparentemente lanzaron del cuarto piso de una villa a una joven dominicana.

Según la joven, Cesarina Trinidad, ella se encontraba en un hotel de esa demarcación turística donde conoció a un hombre de nacionalidad canadiense quien se le acercó y le ofreció un trago para posteriormente invitarla a su residencia.

Trinidad cuenta que él llegó, se le pegó y le preguntó si quería un trago y ella lo aceptó. La invitó a su villa porque iba a haber un party y le dijo que está bien, que quería ir.

Sin imaginarse lo que le sucedería, según relata la joven a Bávaro Digital, ella decidió ir a la villa del canadiense donde habían, además, cuatro compatriotas de él y otra dominicana.

La mujer relata que cuando llegaron a la villa a ella el hombre la hala y le dijo que quería hablar con ella a solas. Ella le dijo que no hay ningún problema, entonces fueron a la habitación y hablaron y él le dice a ella que se le perdió un dinero y ella le dijo que yo no tenía que ver con eso porque la acababa de conocer y llevar a su casa.

Presuntamente el extranjero enfurecido, fuera de control y sin creer en la joven, llama a sus amigos y proceden a G0LPE4RLA hasta el extremo de lanzarla por la ventana de cristales del apartamento. »

Comenzaron a darme duro hasta el momento que me tiraron para abajo», dijo la joven nativa de Azua.

Cesarina cuenta que la otra chica les decía a voz en cuello que la dejaran y, al momento de la muchacha salir a buscar ayuda, ya los hombres la habrían lanzado hacia abajo »y ahí no supe más de mí», afirmó.

Un árbol sería lo que amortiguó la caída de la mujer que vio su vida el borde de perderla.

Se sabe que los cinco canadienses fueron detenidos y estaban en el Cuartel de la Policía Nacional en Friusa hasta el día de ayer que fueron llevados al Palacio de Justicia de Higüey donde se les conocerá la medida cautelares.

Pero, la audiencia fue aplazada para el próximo martes ya que el traductor no estaba disponible, según dijo un tío de la joven.

Al pedirle a Cesarina Trinidad si ofrecía servicios de dama de compañía, ella dijo que no.

Cabe mencionar que no tenemos la versión de los cinco canadienses.

La atención médica y querella

En cuanto al estado de salud de Cesarina Trinidad, presentó una partidura en la parte izquierda de la frente, por lo que tuvo que ser suturada con más de 20 puntos y tiene, además, moretones en su ojo derecho.

La mujer fue a poner la denuncia en contra de los hombres luego de salir de la clínica. Sin embargo se desconoce si será a los cinco que se les impute medida cautelar.

El tío de la joven dijo que ella está en una situación delicada. La atención que le dieron en la clínica fue muy irresponsable porque le dieron los primeros auxilios y la despecharon a su casa y no era un caso para despacharla. Dijo también que al otro día sus familiares la llevaron a un centro médico en Higüey, la evaluaron y le mandaron a hacer un chequeo más profundo.

El familiar dijo que Trinidad S4NGRA por sus partes y también la esta vomitando por la boca.

Claman justicia

Cesarina Trinidad y sus familiares piden justicia y exigen que este hecho no quede impune independientemente de que los acusados sean extranjeros, pues dicen atentaron con la vida de la mujer.

Otra versión

Según otra versión que llegó a nuestra sala de redacción de un inquilino del edificio donde sucedió el hecho y que pide su anonimato, el hombre tenía dos mujeres que venden sus cuerpos y cuando se iban, las vio tratar robar su reloj. El hombre las confrontó y luego la G0LPEÓ mientras intentaba recuperar su reloj.

Las chicas se marcharon y el hombre les arrojó muebles por la ventana mientras trataban de escapar y trepar por una puerta cerrada. Así que a la chica le dieron una paliza por intentar robar. Nunca la arrojaron por la ventana, eso no es cierto, dice el inquilino.