COMPRENDER MEJOR CÓMO FUNCIONA EL ANÁLISIS CREDITICIO PARA BIENES RAÍCES – M

El análisis crediticio es común en la vida cotidiana. Para llevar a cabo acciones financieras, como el otorgamiento de crédito para financiar inmuebles, las instituciones estudian el perfil del cliente con el fin de evaluar si es capaz de asumir la deuda que se asumirá. En otras palabras, funciona como una garantía solicitada por los bancos para certificar la capacidad de pago del solicitante.

De esta forma se analizan algunos datos, como vencimientos, si el nombre está limpio, cuál es la capacidad de endeudamiento, entre otra información importante. Posteriormente, se establecen los montos máximos que se pueden liberar, qué tipo de interés se cobrará y el plazo de pago.

A continuación, le mostraremos cómo se realiza el análisis crediticio, qué documentación se necesita para quienes buscan una hipoteca y cómo es posible aumentar las posibilidades de que se apruebe su crédito. ¡Sigue leyendo para comprobarlo!

¿Cómo se realiza el análisis crediticio?

Además de la información personal, como en el caso de la financiación inmobiliaria, también se tienen en cuenta para la aprobación del crédito el plazo de pago, las condiciones de la propiedad, entre otros detalles.

Para que entiendas mejor lo que se solicita, a continuación te explicamos los principales aspectos considerados para la compra de un inmueble.

evaluación de datos

Como dijimos, se analizan las características individuales de quienes buscan crédito. En este sentido, se puede analizar la información personal y el perfil financiero, como CPF, nivel educativo, profesión, ingresos e incluso hábitos de consumo.

En cuanto a la edad, cuanto más joven es el solicitante, mejores pueden ser las condiciones de pago , ya que el tiempo de liquidación de la deuda es mayor, pudiendo llegar a los 30 años en el caso de compras inmobiliarias.

Condiciones financieras

Los ingresos son el punto principal, ya que no se permite destinar un porcentaje muy alto de los ingresos del solicitante a préstamos . Por lo tanto, el cheque de pago o el impuesto sobre la renta son documentos requeridos durante el análisis crediticio, y es fundamental para acreditar el vencimiento al banco.

análisis de equidad

Si el solicitante tiene algún activo como garantía en la negociación, debe ser analizado antes de ser incluido. Esto sucede cuando el comprador desea obtener crédito a tasas más bajas y en condiciones más ventajosas.

En el caso de una propiedad, por ejemplo, la ubicación, el valor de venta, el estado de conservación y documentación son fundamentales.

Histórico

Este es uno de los principales factores considerados en el análisis crediticio. Tu historial de pagos de otros créditos ya obtenidos en el mercado debe ser positivo. Por lo tanto, si financió un automóvil en el pasado, pero terminó atrasándose en cuotas o no pagó el préstamo, esto probablemente será un obstáculo para obtener un nuevo préstamo.

Pero si, por el contrario, está en lo cierto acerca de los pagos en general, como en el pago de cuotas de tarjetas de crédito, sus posibilidades de obtener la aprobación del crédito aumentan.

Restricciones

Si no tiene un buen historial de pagos y terminó con el nombre ingresado en el Servicio de Protección de Crédito (SPC), es probable que su solicitud de crédito no sea aceptada.

El registro del CPF del consumidor en la agencia puntúa negativamente al cliente, reduciendo la puntuación, que consiste en la confianza del mercado en su nombre.

Monto y propósito del préstamo

La institución financiera también debe cuestionar el propósito para el que busca financiamiento. Para ello, analizará si el artículo deseado se encuentra dentro de su perfil y capacidad de pago, así como cuánto de su presupuesto se está comprometiendo con ese crédito.

Es habitual que un máximo del 30% de los ingresos se utilice para pagar un préstamo. Es como un límite de deuda familiar.

¿Qué documentos se necesitan?

Tener la documentación a mano al momento de solicitar la aprobación de crédito es importante y puede acelerar el proceso de análisis. Por lo tanto, proporcione:

documentos de identificación: cédula de identidad y CPF, que permiten al banco obtener las características personales del cliente y analizar el historial de consumo, por ejemplo;

Tarjeta de trabajo: el documento sirve para identificar datos profesionales y también como prueba de ingresos; comprobante de domicilio: requisito para facilitar el contacto entre el cliente y la institución; comprobante del estado civil: con este documento, el banco sabe a quién acudir en caso de ausencia, además de conocer la constitución familiar del consumidor; comprobante de ingresos: este es uno de los documentos principales, ya que permite establecer el límite de financiamiento a liberar, el monto de las cuotas , tasas de interés, plazos de pago y los mejores programas. Para ello, se debe presentar el cheque de pago en el caso de un profesional con contrato formal. Los autónomos deben presentar el estado de cuenta o el impuesto sobre la renta.

¿Cómo aumentar las posibilidades de aprobación crediticia?

Como ya hemos señalado, algunas acciones pueden facilitar un análisis crediticio positivo, como limpiar tu nombre e incluso registrar tu historial positivo en Serasa Experian , que funciona como una demostración a los bancos de que estás financieramente actualizado.

En algunos casos, abrir una cuenta y mantener una buena relación con el banco financiador puede ser una forma interesante de obtener mejores ventajas de financiamiento, como tasas de interés más bajas y mejores condiciones de pago.

También es recomendable realizar un análisis crediticio incluso antes de encontrar la propiedad ideal, lo que permite una búsqueda más certera y con mayor capacidad de negociación a la hora de saber cuánto crédito tendrá a su disposición.

Además, tener un historial de financiamiento previo que se pagó dentro de las reglas establecidas en el contrato puede aumentar su puntaje, facilitando la liberación.

¿Qué puede complicar la aprobación de crédito?

Son muchos los factores que pueden acabar complicando la aprobación de una línea de crédito por parte de las entidades financieras. Estas razones a menudo se consideran estratégicas y secretas, pero son fáciles de resolver y descubren por qué falló su préstamo.

Nombre registrado en agencias de protección crediticia

Uno de los factores que puede terminar comprometiendo el financiamiento es cuando el nombre se registra en agencias de protección crediticia. La institución financiera analizará si el cliente está registrado en Serasa o en el SPC. Si el nombre es positivo, puede causar algún problema durante el proceso y contribuir a la desaprobación del crédito.

Para solucionar esto, es necesario saber qué empresa te motivó a registrar tu nombre. Contáctela y negocie la deuda que mantiene su nombre positivo. Si no lo sabe, comuníquese con la oficina de crédito, pídales que identifiquen la organización y liquiden el monto pendiente, para que su nombre se aclare nuevamente.

Problemas con el Servicio de Impuestos Internos o el INSS

Problemas con la Hacienda Federal o con el INSS pueden terminar influyendo en la aprobación del financiamiento. Por ejemplo, si hay alguna declaración de impuestos sobre la renta que no ha presentado, puede ser muy perjudicial. Los problemas que involucran a otras agencias federales, o problemas con deudas vencidas debido a impuestos atrasados, también lo hacen muy difícil.

Para solucionar este problema, es necesario buscar la agencia en la que estás registrado y realizar un análisis rápidamente. Una vez que todo esté resuelto, volverá a ser elegible para la aprobación de la hipoteca u otros préstamos.

Registro de emisores en cheques no financiados en el Banco Central

Si tiene un cheque sin fondos con su nombre en el Banco Central, posiblemente, tendrá un gran problema con el análisis crediticio, lo que dará lugar a la desaprobación. Los nombres de los clientes vinculados al Registro de Emisores en Cheques Sin Fondos son accesibles a cualquier banco, por lo que este factor forma parte del análisis y puede impedir la financiación.

Para resolverlo, debe negociar la deuda mediante el pago de la deuda con la empresa o persona a quien se le emitió el cheque sin fondos. Después de eso, el cheque se gira a la sucursal bancaria y puede solicitar que se elimine su nombre del CCF. Las instituciones suelen cobrar una tarifa por realizar esta denegación.

Datos incorrectos u obsoletos

Al recopilar documentos, si el cliente pasa datos incorrectos o desactualizados, también tendrá problemas con la aprobación. Esto se debe a que la institución no podrá probar su identidad ni los ingresos familiares.

Por lo tanto, antes de entregar los documentos, verifique que todo esté correcto, especialmente con su RG y CPF, información de ingresos, domicilio, así como datos bancarios. Por lo tanto, proporcione correctamente toda la información, que esté alineada y actualizada.

De esta forma, la institución realizará correctamente su pedido y le permitirá obtener crédito inmobiliario.

Básicamente, el análisis crediticio tiene en cuenta los ingresos, la capacidad de pago de la deuda y el historial de financiación. Por tanto, es importante tener las cuentas actualizadas y equilibradas. Después de todo, ser un buen pagador es un gran indicador para que las instituciones otorguen crédito y ayuden al solicitante a cumplir su sueño de ser propietario de una casa.

Ahora que comprende cómo funciona el análisis crediticio, continúe aquí y vea más temas relacionados, revisando, por ejemplo, nuestra publicación sobre cómo obtener un préstamo hipotecario.