A su esposa y su bebé.

Para que te sigan llegando nuestras noticias debes comentar, compartir y reaccionar (darle me gusta) a cada una de ellas, es la única forma que fb te detecta como un usuario interesado y te muestra las nuevas noticias que publiquemos.

Hakan Aysal, de 40 años, fue arrestado por haberle quitado la vida a su esposa Semra Aysal, de 32, y a su bebé no nacido, ya que se esposa estaba embarazada de 7 meses.  El hecho se produjo mientras ellos estaban de vacaciones en Butterfly Valley en Mugla, Turquía.

La investigación arrojó que Hakan empujó a su esposa por el acantilado de 1,000 pies de altura para poder cobrar el seguro de vida que había contratado por la suma de 40 mil éuros.

La mujer embarazada de siete meses y su feto perdieron la vida instantáneamente al impactar con el suelo rocoso.

Los investigadores afirmaron que la única razón por la que se sentaron en la cima del acantilado durante tres horas fue para que él pudiera asegurarse de que no hubiera nadie cerca para ver el hecho.

Tan pronto como se dio cuenta de que estaban solos, le quitó la vida deliberadamente empujándola por el acantilado.

La investigación también señaló que Hakan había reclamado el pago del seguro poco tiempo después del hecho, pero le fue rechazado cuando se dio a conocer la noticia de la investigación.

En una entrevista en video, la corte escuchó al hermano de la mujer quien dijo: “Cuando fuimos al Instituto de Medicina Forense para recoger el cuerpo, Hakan estaba sentado en el auto.  Mi familia y yo estábamos destruidos, pero Hakan ni siquiera parecía triste”.

Dijo: “A mi hermana nunca le gustaron los préstamos. Sin embargo, después de  fallecer, supimos que Hakan había tomado tres préstamos en nombre de mi hermana”.